Archivo de la categoría: Uncategorized

Distancia

Esta cama sin arrugas me traga

me absorbe todo, boca arriba

acolchada y feroz gravedad

de  fauces tan, tan suaves

e intensión muy nefasta

braceos contra el aire

al infinito sin cobijo

el intento, fallido:

caída libre fuera

vértigo dentro

estoy vacío

y no floto

el techo

testigo

lejano

está,

vos

no

.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Sobre sombras

La oscuridad acecha

deambula entre nosotros

reposa en cercanías

prepara su zarpazo

hasta que se presenta

en múltiples maneras:

con nocturna evidencia

o en las sombras diurnas,

en el miedo obstinado,

en la fantasía rota,

la oscuridad acecha

en cada parpadeo.

Nos toma distraídos

se muestra por completo

y en un breve momento

entendemos su esencia

es a partir de entonces,

de aquel escalofrío

gestor de movimiento,

que la estamos buscando.

Por eso escudriñamos

en cerraduras miopes

en cajones cerrados

en los ojos de alguien

en recuerdos callados

en las palabras falsas

en el silencio de Dios

en las noche sin sueño.

Y si acaso intentamos

ignorar su presencia

desmerecer su poder

fingir que ya no influye y

soltarlo en un poema

como lo estoy haciendo,

quieta y agazapada

silenciosa se impone,

se esparce, se derrama

en la huella del lápiz

que intenta dejarla atrás

8 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Crucigrama

Uno vertical,

dos letras:

yo.

Dos horizontal,

trece letras:

contemplación.

Dos vertical,

ocho letras:

penumbra.

Uno horizontal,

ocho letras:

tu cuerpo.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Cotidiano

En cada oscuridad yo me descalzo

y con los pies aún tibios y suaves

resbalo el filo de una tensa hoja

-el feroz límite de la página-

hasta que llega la magia húmeda

tinta vital fluye y se une a la negra

tejiendo horas que me regocijan.

Entonces vuelven los intensos días

rastreando a bandidos londinenses;

sorteando laberínticos espejos

o recordando mares con Ulises;

mariposas y goce en Macondo;

los silenciosos páramos de Rulfo;

las ganas de abrazar mucho a la Maga;

verdes noches en viles dictaduras,

caricias a los gatos de Soriano.

Hasta que vuelve el recurrente día

y ese vulgar zarpazo cotidiano,

de razón utilitaria y mercantil,

pretende extirpar la fantasía

que sigue resistiendo protegida

por su fiel escudero, el asombro.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El banco vacío

Hay un alumno de 17 años que no irá al colegio mañana lunes. Ni nunca más.

Acaban de avisarme que Federico murió. No me lo encontraré de nuevo en la platea viendo a Belgrano, ni nos cruzaremos más en las galerías del colegio, donde me cerraba el paso mientras sonreía con esos ojos cargados de viveza callejera. No me volverá a asegurar que el análisis de La noche boca arriba -el cuento de Cortázar- lo hizo él solo.

Me sentaba a comenzar este blog y un llamado de teléfono le impuso este desahogo; el post original quedó en el borrador pero difícilmente salga.

Mientras escribo estas líneas, se acerca mi hija con un papel celofán en la mano. Me dice que esa es la muerte que busca cubrir a sus muñecas sin lograrlo: agrega que la muerte no mata a las personas; las persigue, pero no las alcanza. Según parece, uno se exiliaría en otro lugar. No dejaría de ser, sino de estar.

Tiene seis años mi hija, pero siento el impulso de aferrarme a ella y pedirle que me lo asegure.

Deja un comentario

Archivado bajo Despedidas, Uncategorized