Archivo mensual: febrero 2010

Departamento once

El maquillaje no disfraza su tristeza

el gibré esparcido por su cuerpo

solo ilumina la huida de la ordinaria soledad

la blonda peluca recién peinada

cubre los pensamientos

más intrépidos del pasado

y los zapatos de charol colorado

esperan un amor que se cansó de viajar

las medias red cuidadosamente subidas hasta su entrepierna

simbolizan el camino al firmamento

el vestido de lentejuelas oscuras,

colgado aún en el armario de su historia,

conserva aquel final poco feliz

otra noche entre whisky y cigarros baratos

otro nuevo desafortunado caballero que viene y se va

y ella espera que el castigo de su ambigüedad infante se haga almíbar

para convertirse en una señora de guantes de seda

ya nadie golpea su puerta

ningún aventurero desea jugar en su jardín

su loca boca no tiene monumento

sus manos pintadas de inocencia

no guardan billetes verdes en el cajón

las ínfulas que alguna vez pretendió

se desvanecieron tras el diagnóstico infalible de su salud

cubriendo con un paño de raso negro

el destino evidente de su cruz.

__________________________________________________________

Emi Vega Hunicken, 2010.

1 comentario

Archivado bajo Emi Vega Hunicken

Algunos trazos del tiempo

Dedos, tizas, lapiceras y pinceles

trazan líneas,  curvas y vacíos.

Los ecos de otras voces, otras culturas rumiando desde tiempos y latitudes remotas recuerdan -a quien quiera y pueda entender-  que de las mixturas culturales solo nacen más posibilidades.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones